Mi Opinión Acerca De Nuestros Críticos

 

MI OPINIÓN ACERCA DE NUESTROS CRÍTICOS

Muchas veces me han preguntado, ¿por qué no responde a sus críticos?

 

“El choque de las ideas, es el sonido de la libertad”

 

1. Nuestros críticos tienen el derecho de externar lo que piensan.

 

Puede ser que yo esté en desacuerdo con el 100% de lo que dicen, o escriben; sin embargo daría mi vida por defender el derecho que ellos tienen a expresar sus ideas y manifestar su oposición a nuestro trabajo, aun cuando excedan los límites de la ética; preferible dejar que hablen de más, que tratar de callarles la boca. Soy un firme creyente de la libertad de expresión.

 

2. Nuestros críticos han sido de gran bendición.

 

Las críticas nos han obligado a buscar la perfección. Entre más acre y severa sea la crítica, más nos obliga a hacer un mejor trabajo. La crítica es muy saludable, pues señala nuestros errores (que no han sido pocos). Por la gracia de Dios hemos tenido la hombría de admitir y corregirlos. En muchas ocasiones los que nos critican han contribuido más que aquellos que nos aplauden. Mucho he aprendido de mis críticos.

 

3. Nuestros críticos han sido grandes promotores de nuestro trabajo.

 

Ya son muchos los que se han enterado de nuestra Biblia por haber leído las críticas en contra de ésta. Un evangelista famoso dijo: “Mala promoción” es mejor que “no promoción” Hombres de Dios que han colaborado en nuestra revisión se enteraron de nuestro trabajo gracias a las críticas que encontraron en las páginas del Internet.

 

4. Nuestros críticos son nuestros hermanos.

 

La mayoría de quienes nos critican son nuestros hermanos en Cristo, algunos de ellos son hombres de Dios, mejores que un servidor; unos tienen gran trayectoria, herencia y abolengo cristiano. Somos necios e incurrimos en delito si les menospreciamos. Tienen esposa, hijos, padre, madre, Iglesias y grandes ministerios; haríamos mal en cuestionar su carácter o sus motivos por el simple hecho de que estén en desacuerdo con nosotros. Dejémosles, no seamos hallados luchando contra Dios.

 

5. Nuestros críticos, tienen reservas y temores justificados.

 

Muchos de nuestros críticos tienen el temor de que “Una Biblia Nueva” pudiera ser causa de división y de encono. Eso es innegable, sí existe tal posibilidad; pero no por eso debemos abandonar la verdad. (Compra la verdad y no la vendas Prov. 23:23) Nuestra posición está firme; estamos por una Biblia libre de Texto Crítico, que al Cielo lo llama Cielo, y al Infierno lo llama Infierno. Buscamos la unidad, pero no a costa de la verdad, si la verdad divide, ¡que así sea! “No sacrificaremos la verdad en el altar de la unidad

 

No erréis, Estaremos firmes y contenderemos por la verdad, aun hasta la muerte; pero recordad… Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y trayendo cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo; 2Co 10:3-5

 

Humberto Gómez

 

Español
term reference: 
nuns">